” Por el estrés el ser humano sufre, y tal sufrimiento busca huir del estrés”

 

Debemos entender que el estrés no es un fenómeno patológico, sino que es fisiológico. Y al ser un fenómeno propio de nuestro funcionamiento, debe tener una utilidad, servir para algo.

La utilidad del estrés es estar a la altura de un peligro, de una amenaza, de una alerta. Nos permite estar al nivel de lo que nos obliga la situación que nos amenaza.

Es razonable comprender que el estrés, por tanto, es un mecanismo de supervivencia, que busca garantizar que sigamos evolucionando, creciendo y adaptándonos a los factores ambientales. Y es razonable entender que el objetivo del estrés es solventar una amenaza y huir de tal amenaza para dejar de estar en estrés.

La causa del estrés es un sentir profundo de amenaza, de peligro, de necesidad no satisfecha, y es auténticamente personal y exclusivo de uno mismo. En nuestro interior se esconde el origen, pues es ahí donde se encuentra la forma de sentir, experimentar, reaccionar y  ver la realidad, la vida misma.

La forma de ver y sentir la realidad misma, que experimentamos en el día a día, depende directamente de la información grabada del ambiente al que nos hemos sometido desde el nacimiento. Estudios en animales han llevado a la conclusión de que existen informaciones fruto de vivencias y estímulos que pueden pasar de una generación a otra, intuyéndose que es el ADN quien debe sustentarlo. Es por esto que es razonable pensar que podemos heredar informaciones que puedan influir en nuestro carácter y comportamiento. Estudios en humanos han observado que los cambios de estados mentales repercuten en nuestros genes.

“Lo que vemos externamente o lo que creemos que vemos, está determinado por  cómo estemos programados internamente”

Por tanto, todo depende de nuestra programación interna para ser, para estar, para reaccionar, para evolucionar, para crecer, para huir, para mejorar, para tener limitaciones.

Nuestra programación interna es nuestra mente. Se encuentra constituido por informaciones grabadas que corresponden a nuestras imágenes, recuerdos, ideas, creencias, conflictos o traumas, que son archivos “informáticos” de estímulo/respuesta; muchas simples, muchas complejas, muchas pequeñas, muchas de gran tamaño, almacenadas en nosotros. A partir de las cuales, se conforman nuestros pensamientos, sentimientos, conductas, comportamientos y actos. Nuestra mente es el conjunto de:

  • MENTE CONSCIENTE
  • MENTE INCONSCIENTE

“El inconsciente lo esconde prácticamente todo, aunque no seamos conscientes de ello. Guarda las informaciones que, por estrés, pueden estar justificando lo que nos bloquea y nos limita”

 

  • El inconsciente, tiene un poder enorme, nos protege y solo desea no sufrir, evitar el peligro, huir de la amenaza, siendo el estrés el mecanismo para conseguirlo, desconectando a nuestro razonamiento o pensamiento lógico. No se trata de reaccionar con lógica o de manera razonada, sino de huir. Y es el inconsciente quien guarda las informaciones grabadas que justifican nuestras limitaciones en la vida.

  Mientras nuestra mente consciente, razón o lógica, nos permite pensar, sentir y tener conductas razonables, normales y coherentes con la realidad actual y fluir con ella sin estrés, entonces seremos lógicos y razonables con las circunstancias actuales, y los demás pensarán lo mismo, encajaremos en lo que es normal por término medio, “hay objetividad en lo que hacemos”. “Dentro de la objetividad, puede haber estrés como respuesta obvia por peligro real y objetivable para los demás”  (huir de un incendio, de un toro con grandes cuernos, un atraco con arma blanca, una agresión física por un prójimo…)   En realidad, no es que la mente consciente o la razón sea distinta al inconsciente, simplemente que la razón está de acuerdo con el inconsciente, o mejor dicho al revés, cuando hay objetividad o fluimos con la realidad.

TODO SE GRABA: ” Todo lo que nos sucede en vida se graba en nuestro disco duro ”

  • La mente consciente o razón puede tener acceso a algo grabado y recordarlo.

 

  • A lo que no tenemos acceso fácilmente es al inconsciente, pudiendo haber informaciones almacenadas (por vivencias anteriores) que están justificando que tengamos miedo cuando no debiera, que estemos estresados sin ser conscientes, que pensemos, sintamos y tengamos comportamientos o actitudes o dolencias a las que no podemos darle una explicación razonable, que son incongruentes con la realidad y no podemos evitar tenerlos, y menos razonarlos. ¿Pudiera ser el ADN quien almacena la información? Investigaciones recientes apuntan en esta dirección.

“Probablemente no sabemos ni que existen informaciones en nuestro inconsciente, ya que al estar ahí, no somos conscientes de ello”

COMO FUNCIONA EL INCONSCIENTE

Es nuestro software, disco duro, un sistema de protección y supervivencia. Cuando se activa, lo hace a través del estrés, para desconectar a nuestra lógica o razón, saltarse el razonamiento y garantizar su objetivo: sobrevivir de la amenaza o peligro.

Y es que:

    • El inconsciente es atemporal: para él, todo es hoy, no existe ni pasado ni futuro, solo hoy. Por eso, el pasado lo haces presente, el futuro lo haces presente. Lo demás, es imposible. La imaginación no tiene límites.
    • Es inocente en cuanto al concepto del bien y del mal, pues está en función de nosotros y de nuestra programación interna recibida desde que nacemos, de ahí que lo que para una cultura está bien, para otra está mal.
    • Para él todo es real: para el inconsciente le es indiferente lo que ves de lo que crees que ves, lo que ocurre de lo que imaginas que ocurre. Solo con pensarlo o imaginarlo, ya es suficiente para dar protagonismo al inconsciente. ¡¡¡Imagina comer un limón, observa cómo se te llena la boca de saliva!!!!!
  • ¡¡¡Pero para imaginar, debes evocar imágenes o recuerdos que estén en nuestro disco duro ya que, lo que no está, no activa nada!!!

 

  • Todo lo que llega a través de los sentidos como vista, tacto, oídos, o todo lo que llega del pensamiento y la imaginación, puede traducirse en una respuesta física o síntoma”  

ASI QUE:

 

  • Nuestro “disco duro” (mente) puede tener un impacto enorme en la manera en la que vivimos nuestras vidas.
  • Si se activa una información creada con tres años, la respuesta es solo hoy, pero se produce como si tuviéramos tres años.
  • Si se activa una información que por ser heredada, no sé que existe, no entenderé qué es lo que me ocurre. Eso sí, intentaré enjuiciarla, racionalizarla, solo con las creencias de hoy (prejuicios).
  • Es la asociación o similitud del estímulo de hoy, lo que activa la información del pasado, y puede ser una persona, un olor, un color, un paisaje, un lugar, un sonido, una música, una frase, una imagen o recuerdo…, lo que sea.

“La reacción que tenemos a un estímulo externo, viene dado por las grabaciones de eventos parecidos ocurridos en el pasado: son automatizaciones por similitud o asociación”.

 Desde la medicina tradicional china y su pensamiento global del concepto cuerpo-mente, pretendemos mejorar esas proyecciones o enfoques que parten de nosotros como estrés emocional, ya que también lesiona nuestros órganos internos (sistemas yin).

Estas proyecciones son las formas en las que nos enfocamos hacia afuera, hacia el ambiente, hacia las realidades, creando nuestras perspectivas de las vivencias que se van creando. La realidad es la que es, ni buena ni mala, pero nosotros las subjetivamos en función de cómo nos enfocamos.

Es razonable entender que proyectarse desde la nula autoestima es peor que hacerlo con muy buena autoestima. Será diferente la realidad que vivamos si partimos siempre desde pensamientos y actitudes basados en la ausencia total de amor propio, en contraste con lo contrario. De igual forma, será diferente la realidad que vivamos si partimos de enfoques tales como la inseguridad, la timidez, la culpabilidad, el miedo, la falta de humildad, la pena, la falta de dignidad, la falta de expresión de emociones, la falta de relaciones sociales, etc, etc, que si partimos con lo contrario.

De esta manera, todos estos enfoques, grabados en nuestro interior, surgen como bloqueos de nuestros sistemas según la medicina tradicional china, pudiendo estar justificando limitaciones y malestares, creando situaciones que son mejorables. Así, no solo intentamos mejorar aquello que definimos como factores ambientales sino también aquello que desde lo emocional, puede estar justificando limitaciones y somatizaciones.

Comments are closed.