Tratamos al paciente desde la visión obvia que se nos exige como médico, pero valoramos otras medidas derivadas de otras ciencias universitarias para que, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente, se tienda al beneficio de la salud, intentando garantizar el bienestar del paciente.

 

Suelen ser motivos de consultas:

  • Dolor crónico
  • Cefaleas tensionales
  • Migrañas
  • Dolor de espalda (cervicalgias, lumbalgias, ciática…)
  • Neuritis y neuralgias
  • Epicondilitis
  • Sindrome de túnel carpiano
  • Gonartrosis
  • Neurosis
  • Stress e insomnio
  • Problemas de fertilidad y dismenorrea.
  • Problemas digestivos (colon irritable, dispepsia)
  • Fibromialgia y fatiga crónica
  • Problemas de la menopausia
  • Otros problemas de salud: Alergias, enuresis nocturna en niños, asma, parálisis facial, secuelas motoras tras ictus y lesiones nerviosas.

 

 

 

Valoramos al ser humano  como los orientales han descrito en sus textos y que constituyen la medicina tradicional china, sin olvidar de donde viene el paciente, sus diagnósticos, sus tratamientos, sus futuras intervenciones, con el fin de proporcionarle la mejor medida que le beneficie en el corto, medio y largo plazo, intentando preservar, mejorar su seguridad y calidad de vida.

Desde la medicina tradicional china, muchos procedimientos actuales se llevan a cabo mediante la llamada bionergética (biofrecuencia-biorresonancia), pues usan los canales o meridianos energéticos de la anatomía humana , habiendo sido ya demostrado sus existencias por impedanciometría y piezoelectricidad, así como por resonancia nuclear magnética funcional, lo que lleva a estos meridianos a constituir todo un sistema de transmisión de información bioeléctrica.

http://www.equimagenes.com/index.php/bases-cientificas-acupuntura

http://www.equimagenes.com/images/pdfs/basescientacupB.pdf

http://www.acupuncturejournal.com/

http://www.worldscientific.com/worldscinet/ajcm , https://www.researchgate.net/journal/0091-3960_American_journal_of_acupuncture

Queda claro a partir de ella que:

  • Yin: en definitiva es la materia, lo físico, lo visible, el tejido (metafóricamente el hardware)
  • Yang: en definitiva es lo restante, la energía, la no materia, lo no físico, lo invisible, la función (metafóricamente el software)

Ambos no pueden separarse, dependen entre sí, se complementan. Un problema en uno puede repercutir en el otro. La medicina tradicional china describe   aspectos mentales fundamentales en cada órgano del cuerpo humano, asumiendo la espiritualidad o conciencia innata de cada célula y la repercusión somática de la propia mente, no como la visión moderna de la  somatización actual, sino como la forma humana de actuar y proyectarse. Son muchos ya los estudios que apuntan hacia la influencia de la actitud mental en la biología y fisiología vía estrés del sistema nervioso autónomo.

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numero/60/el-estrs-acorta-los-telmeros-11080)

http://www.investigacionyciencia.es/files/13156.pdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12883106

https://www.umassmed.edu/globalassets/center-for-mental-health-services-research/documents/products-publications/presentations/wellness/neurosciencemindfulness.pdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC196942/pdf/10011148.pdf

http://aje.oxfordjournals.org/content/145/10/899.full.pdf

http://circ.ahajournals.org/content/90/2/878.full.pdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17192580

http://www.pnas.org/content/101/46/16369.full

Sin olvidar que, el efecto placebo, tan nombrado, es, simple y llanamente, la capacidad humana innata de demostración de que la creencia sí influye en el cuerpo o en sus parámetros físicos. O lo que es lo mismo, la mente y el cuerpo están rotúndamente conectados.

Por esto, la valoración de un paciente debe ser global y no puramente físico, y tener en cuenta sus actitudes y hábitos. Es nuestra misión si queremos mejorar la calidad de vida de los pacientes, ayudar a promocionar cambios saludables para dicha mejora de la salud.

http://www.medigraphic.com/pdfs/evidencia/eo-2011/eo111g.pdf

 

 

0 Comments