Tras los antecedentes históricos y evidencias científicas hasta la actualidad, hoy, la habilidad del médico para enfrentar una situación de pérdida de salud radicará entonces, no sólo en la correcta prescripción terapéutica, sino también en prestar atención a las vivencias del paciente.

Numerosos antecedentes históricos, evidencia científica y publicaciones hasta la fecha así lo indican:

 

Sería ideal comprender que la medicina no debe operar sólo en el plano biológico, sino que ha de prestar especial atención también a los aspectos psicosociales.  Por ello, tratamos de enfocar un problema desde el concepto global de la medicina tradicional china (MTC) sobre el ser humano (cuerpo y mente). Según la MTC, el estrés emocional puede lesionar los órganos internos, y por otra parte la desarmonía de los órganos internos puede causar desequilibrio emocional.

La MTC se refiere al estrés emocional como causa interna de enfermedad y el ambiente como causa externa de enfermedad. Por esto, es muy importante tener en cuenta ambiente y el estrés emocional para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Y es indudable que el estrés emocional está directamente relacionado con cómo estemos enfocando nuestras vivencias, nuestras realidades, determinando nuestras actitudes, conductas y comportamientos.

Según cómo estemos “programados” mentalmente en nuestras ideas, actitudes e interacciones vivenciales, percibiremos con más o menos estrés la misma situación.

Ayudar a mejorar los factores psicosociales y nuestras actitudes, puede reducir significativamente nuestros niveles de estrés y, en consecuencia, mejorar nuestro estado físico, dada la evidencia científica actual que determina las repercusiones estrés-biología.

A través de la MTC, asumimos que cada emoción o enfoque personal de una realidad procede de un campo psíquico (mental), que está relacionado con el órgano yin correspondiente. Mejorar nuestra respuesta emocional y el estrés es crucial dentro de nuestros propósitos.

 

Comments are closed.